domingo, noviembre 12, 2006, Invocado por Apo a las 12:31 p. m.
Al dia siguiente de nuestra visita al zoo nos marchamos para Odaiba, la zona mas futurista de todo Tokio. Lo primero que te impacta es su arquitectura: los rascacielos, el edificio de la Fuji, el de Telecom, el Rainbow Bridge, etc. Todo ello edificado en terreno artificial durante el auge de la economia nipona a mediados de los Ochenta.
Comenzamos nuestro recorrido por el Palette Town, un gran centro comercial que como (unico) elemento destacable cuenta entre sus instalaciones con una enorme noria que es la misma que salia en animes como Card Captor Sakura e (de este no estoy seguro pero creo que si) Immoral Sisters 2 ^^. Sinceramente, en vuestras futuras visitas a Odaiba podeis prescindir de esta parte de la visita.


Asimo justo antes de ponerse a bailar.

Tras el fiasco anterior pusimos rumbo al Museo de investigaciones e innovaciones tecnologicas (!toma nombre!), algo muchisimo mejor y mas interesante, aunque, para ser honestos, la primera planta no merece la pena en absoluto. Si exceptuamos una esfera informatica (no se me ocurre ahora otra palabra con que definirla) y un coche de ocho ruedas. La cosa mejora sensiblemente en la segunda planta, donde pudimos ver una "actuacion" de Asimo, el robot dise*ado por Honda y del cual seguramente hayais oido hablar. Asimo supone el primer paso para lo que los fans de los super robots llevamos a*os esperando... pilotar uno y salvar la Tierrra (o en su defecto dominarla :-D). Y hablando de pilotar, "B" y yo nos pusimos a los mandos de un robot-ara*a (esto es cierto), el pilotaba el lado izquierdo y un servidor el derecho. La verdad es que esto del doble pilotaje es bastante complicado, ahora comprendo porque Takeshi (el piloto del Dai Apolon) echaba de la cabina a sus compa*eros cuando la cosa se ponia seria XD.


Batalla de robotijos :-)

Concluida la visita al museo (visita obligada para los futuros visitantes) nos dirigimos al mirador de Odaiba. Y que puedo deciros de la vista que hay desde alli... pues que es espectacular, sobrecogedora, asombrosa, solo por esa imagen ya merece la pena toooodo el viaje. En primer plano el mar, el Rainbow Bridge y una replica a peque*a escala de la Estatua de la Libertad, al fondo los rascacielos, la Torre de Tokio y el firmamento. Por aquello de que una imagen vale mas que mil palabras, aqui os dejo una par para que os hagais una idea (ninguna foto del mundo le puede hacer justicia, pero en fin).


Sugoi!

Y nada mas por ahora querid@s sith. Esta tarde si tengo tiempo (estos dias he estado muy liado comiendo y bebiendo ^^U) subire otra cronica mas. Sed buen@s, sayounara!


Espectacular imagen de la costa de Odaiba.

Etiquetas: