martes, marzo 30, 2010, Invocado por Apo a las 7:15 p. m.
He decidido compartir con todos vosotros mi top particular de las series de TV que se emiten actualmente y que yo sigo, claro (concretamente 16). Algunas de ellas se encuentran en pleno parón, otras terminaron temporada y otras no saben si tendrán continuación el próximo año. Obviamente, todas ellas me gustan (en mayor o menor medida, sino no las vería XD), digamos que este top es única y exclusivamente para medir el interés con el que espero que salga un nuevo episodio. Comencemos pues:

  • 16) Heroes: Lo sé, soy masoca, la serie ha perdido casi todo su interés pero mi vena friki me impide dejar de verla a pesar de que en este momento es de lo más prescindible que hay en televisión. A día de hoy ni siquiera se sabe si habrá una 5ª temporada... si es para hacer algo así como un "Heroes Reborn" o un "Heroes: Year One" bienvenida sea. De lo contrario mejor dejarla morir en paz.
  • 15) FlashForward: Empezó fuerte pero se ha ido desinflando. Con su vuelta ha recuperado algo del interés perdido pero sigue arrastrando demasiados personajes y demasiadas tramas de relleno. Pese a todo creo que tiene salvación.
  • 14) How I met your mother: Me lo paso bien con esta serie que en su primera y segunda temporada me maravilló, pero la manía de estirar el chicle más allá de sus posibilidades le está haciendo mella. HIMYM tiene que tener un final, el encuentro entre Ted y su "futura" mujer tiene que producirse en algún momento, Barney es un personaje grandioso pero no es el protagonista principal. Miedo tengo de que esto se alargue hasta el infinito.


Ojalá ella sea la madre (nótese como he aprovechado para colar una foto de mi Vero).

  • 13) Dollhouse: Lo último de Joss Whedon comenzó bien, pegó un bajón y luego volvió a subir. Todavía me quedan pendientes los últimos capítulos que, según todas fuentes, son lo mejor de la historia. Confiemos en el tite Whedon.
  • 12) House: Al contrario que HIMYM House puede alargarse, tiene esa libertad, no existe un final como realmente tampoco existió un principio. Mientras los guionistas sean capaces de mantener el interés por la vida de Gregory House tendrán en mí un adepto seguidor.
  • 11) Dexter: De mayor quiero ser como Dexter. Estupenda interpretación de Michael C. Hall que no está más arriba en la lista por el sencillo motivo de que me faltan por ver los últimos 5 episodios de la 4ª temporada. Sí, esa cuyo final todo el mundo no para de elogiar y que espero a que mi Lphant me termine de proporcionar :).
  • 10) V: Por ahora sólo hay 4 episodios... pero vaya 4 episodios. Ciencia-ficción de la buena utilizando como base un gran clásico de la televisión de los 80. Sin duda podemos estar ante algo grande, MUY grande, quien sabe si con algo de suerte y saber hacer llegue al nivel de Galáctica.


Una de las nuevas "lagartas" ¡cómo ha mejorado la cosa, oigan!

  • 9) 24: Jack Bauer se retira. La actual tanda marcará el final de una de las mejores obras de acción que jamás ha parido la caja tonta. Cierto es que después de la magnifica, soberbia, espectacular 5ª temporada, los días de Bauer han ido decayendo y, como reza el dicho, "es mejor irte cuando todo el mundo pide que te quedes que cuando todo el mundo pide que te vayas".
Y listo por hoy, en la próxima entrega llegaremos hasta el quinto puesto y en la última pondré las cuatro que considero mejores. ¿Qué os parece por ahora? ¿De acuerdo o en desacuerdo? Sed buen@s.
 
viernes, marzo 26, 2010, Invocado por Apo a las 6:28 p. m.
Me considero gran fanático de la animación en general y del anime en particular (como la mayoría sabéis), aunque de unos dos/tres años a hoy no encuentro ni un solo anime que me enganche más allá de alguna que otra película suelta (maravillosas Ponyo en el acantilado y Final Fantasy Advent Children -Complete-). Los últimos que realmente me tuvieron pegados a la pantalla fueron Death Note, Monster, Claymore, Noir y alguno más que no recuerdo.

Pero de lo nuevo nada, probé con Darker than Black, Naruto lo abandoné por hastío y lentitud (prefiero el manga), Queen´s Blade sólo eran tías en pelotas dando palos (que tiene su gracia XD), Umineko no naku koro no estaba mal pero la dejé pasar, y así con otras muchas.


Hay que reconocer que el diseño de personajes y la animación era buena.

Así que si alguien sabe de alguna serie anime que realmente sea buena ruego por favor me lo haga saber. Absteneos de recomendarme Bleach que tengo un DVD con los 26 primeros episodios desde hace milenios y todavía no he encontrado "el momento" de ponerme con ella.
 
jueves, marzo 25, 2010, Invocado por Apo a las 12:27 a. m.
Parece que no sólo "resucito" yo, sino también Mangaline. La editorial más odiada que soy capaz de recordar, ha anunciado reciéntemente en su blog que a partir de marzo (no especifican más) continuarán con las publicación de City Hunter y Family Compo, dos estupendos mangas de Tsukasa Hojo que, si los astros se alinean y los dioses quieren, podrián quedar finiquitados en el plazo de un año.

Esperemos que así sea, aunque con esta pseudoeditorial nada es seguro. Sólo Atenea sabe cuanto rezo cada noche para que estos "profesionales" no cumplan su amenazan y editen 3x3 Ojos. Para tenerla mal o tardar 5353972973945 años en completarla es mejor no tenerla... se sufre menos.



Lo siento, no podía resistirme a no ponerlo :).
 
miércoles, marzo 24, 2010, Invocado por Apo a las 7:02 p. m.
Sí hay un símbolo dentro del fumetti italiano ese es sin duda Dylan Dog. Icono y mito de toda una generación fue creado por Tiziano Sclavi para la editorial Sergio Bonelli allá por 1986. Fue el primero de la misma dedicado al género del horror y la fantasía, más tarde vendrían otros como Martyn Mistere, Nathan Never, etc.


Dylan en compañía de su celebérrimo ayudante.

Las historias de Dylan tratan de fantasmas, brujas, espíritus, elementos estos que Sclavi utiliza para representar las inquietudes, los deseos y miedos del ser humano. Muchas provienen de leyendas u obras ampliamente conocidas (el hombre lobo, Drácula, etc.) y otras son historias originales; pero sin olvidar nunca que, a pesar de lo sobrenatural y/o fantástico que normalmente rodea las aventuras y desventuras de este investigador privado, los verdaderos monstruos no son entes de ficción, sino personas guiadas por su miedo, su odio o sus más bajos instintos a cometer actos deplorables.


Raro es el italiano que no conoce este fumetti.

Sin duda el estar ambientada en Londres, fuera de su "país de origen" dota al cómic de una particular iconografía que en lo enriquece aún más si cabe. Es habitual encontrarse con referencias al cine, la música, e incluso la pintura (especialmente a Dalí). Valga como ejemplo que el domicilio del protagonista sita en Craven Road 7, homenaje al productor y guionista Wes Craven.


Hollywood lanzará la película a lo largo de este año (tengo miedo).

Pero sobre todo, lo que no dejará de fascinarme jamás es el hecho de que en Italia, Dylan Dog es una obra que ha atrapado a todo tipo de lectores, sé incluso de gente que no es aficionada al Noveno Arte pero que espera ansiosa todos los finales de mes a que el quiosquero de turno le proporcione sus dosis mensual de misterio de la mano del investigador de lo oculto... y su ayudante Groucho. Umberto Eco llegó a afirmar que podía leer La Biblia, Homero y Dylan Dog sin cansarse jamás. Ojalá en España tuviéramos algo así.

El sueño de la razón produce Monstruos, Francisco de Goya.

Etiquetas:

 
, Invocado por Apo a las 1:56 a. m.
Ha pasado casi un año y medio desde la última vez que escribí una entrada (con excepción de la que está justo debajo de esta). ¿Motivos? Principalmente aburrimiento, no me lo pasaba tan bien como al principio, postear cualquier cosa era más una obligación, por aquello de no abandonar a la criatura, que un divertimento. Llegué incluso a pensar en anunciar su abandono definitivo a todos aquellos fieles seguidores (si es que alguna vez hubo alguno ^^U) de El Lado Oscuro del Monitor, pero esa misma apatía que me impedía escribir cualquier cosa fue la que evitó que echara el cierre definitivo.

Ahora he vuelto, me siento con ganas de retomar este proyecto personal que comenzó allá por agosto del año 2005. Toda la anterior experiencia “blogueril” me servirá para no cometer algunos errores del pasado y evitar de esa manera que el tan temido aburrimiento (hastío, dejadez, llámese como quiera) vuelva a hacer acto de presencia. Pensaba retomarlo en mayo, mes en el que también regresaré a España después de una larga estadía en el extranjero (entre Reino Unido e Italia, esencialmente), pero me dije: “¿Y a qué narices estoy esperando?”.


Gracias a los que estuvisteis, a los que estáis, y a los que estaréis. Sed bienvenidos de nuevo a vuestro Lado Oscuro del Monitor.


¡Sea bienvenido a mi morada! Entre por su propia voluntad, entre sin temor y deje aquí parte de la felicidad que lleva consigo (Drácula, de Bram Stoker).
 
miércoles, marzo 17, 2010, Invocado por Apo a las 1:54 a. m.
05+05+=10. The return... don´t be afraid, just relax.