lunes, enero 09, 2006, Invocado por Apo a las 8:01 p. m.
Bienvenidos a esta nueva sección en la que comentaré para todos vosotros ( y sin coste alguno para vuestros bolsillos :-P) los presentes que Los Reyes Magos tuvieron a bien dejarme a los pies del arbol de navidad. Procedamos pues:

De la mano de Planeta nos llega esta obra del neoyorquino Jason Little, un (casi) desconocido para el gran público, pero que gracias a Shutterbug Follies, dejará de serlo en breve.

Little nos narra las aventuras de Bee, una joven, curiosa por naturaleza, que trabaja en un servicio de revelado rápido de fotos en Manhattan. Para vencer la monotonía, Bee se entretiene estudiando los encargos que llegan a la tienda.
Su vida dará un giro radical cuando, entre fotos de cumpleaños y vacaciones familiares, descubra lo que podría ser la prueba definitiva de un asesinato, y decida investigar si está en lo cierto... o no.

Narrada con un estilo de dibujo limpio y regular, combinado con unos colores luminosos y delicados, el autor nos deja ver desde el primer momento la influencia que Tintin, y por extensión, la escuela francobelga, ha tenido en su obra. La estructuración de las viñetas, el ritmo narrativo, y algunos rasgos de la personalidad de Bee, recuerdan irremediablemente al genial BD creado por Hergé.

Referente al argumento las influencias son más variadas, aunque quizás sea con el cine de Hitchcock (en este caso con La ventana indiscreta que protagonizará el maravilloso James Stewart) con el que tiene más puntos en común. A saber: El hombre corriente, en esta ocasión una chica de 18 años, que se ve envuelto en una intriga de asesinatos, chantajes o similares y tiene que apañárselas como buenamente puede para conseguir salir ileso, y lograr que el auténtico responsable pague por su crimen.

En resumen; se trata de una lectura fresca, amena y entretenida que engancha desde la primera a la última viñeta y que te deja con ganas de poder disfrutar de más Bee, de más Jason Little y de más cómics de este estilo. Lo que afortunadamente será posible, dado que el de Nueva York ya se ha puesto manos a la obra, y pronto volveremos a encontrarnos con nuestra querida "Abeja".

Para concluir destacar la maravillosa edición con la que la editorial del señor Lara nos ha obsequiado en esta ocasión: tapa dura y papel de calidad en formato apaisado, que se antoja el ideal para esta obra (sobre todo teniendo en cuenta que se publico inicialmente a través de Internet).

Entrevista con Jason Little en la página de Planeta (pincha AQUÍ)

Etiquetas: